Archivo de la categoría: Debates

Estoy dedicado a largas discusiones sobre la física y la filosofía a través de correo electrónico y en foros de Internet. Algunos de ellos son un poco desagradable, pero la mayoría se realizaron en el buen gusto. Aquí están, tanto para su placer de la lectura y mis fines de archivo.

Dios — A Personal Story

I want to wrap up this series on atheism with a personal story about the point in time where I started diverging from the concept of God. I was very young then, about five years old. I had lost a pencil. It had just slipped out of my schoolbag, which was nothing more than a plastic basket with open weaves and a handle. When I realized that I had lost the pencil, I was quite upset. I think I was worried that I would get a scolding for my carelessness. Lo ves, my family wasn’t rich. We were slightly better off than the households in our neighborhood, but quite poor by any global standards. The new pencil was, to me, a prized possession.

Seguir leyendo

The Origins of Gods

The atheist-theist debate boils down to a simple question — Did humans discover God? O, did we invent Him? The difference between discovering and inventing is the similar to the one between believing and knowing. Theist believe that there was a God to be discovered. Atheists “saber” that we humans invented the concept of God. Belief and knowledge differ only slightly — knowledge is merely a very very strong belief. A belief is considered knowledge when it fits in nicely with a larger worldview, which is very much like how a hypothesis in physics becomes a theory. While a theory (such as Quantum Mechanics, por ejemplo) is considered to be knowledge (or the way the physical world really is), it is best not to forget the its lowly origin as a mere hypothesis. My focus in this post is the possible origin of the God hypothesis.

Seguir leyendo

Atheism and Unreal God

The only recourse an atheist can have against this argument based on personal experience is that the believer is either is misrepresenting his experience or is mistaken about it. I am not willing to pursue that line of argument. I know that I am undermining my own stance here, but I would like to give the theist camp some more ammunition for this particular argument, and make it more formal.

Seguir leyendo

Atheism vs. God Experience

I have a reason for delaying this post on the fifth and last argument for God by Dr. William Lane Craig. It holds more potency than immediately obvious. While it is easy to write it off because it is a subjective, experiential argument, the lack of credence we attribute to subjectivity is in itself a result of our similarly subjective acceptance of what we consider objective reason and rationality. I hope that this point will become clearer as you read this post and the next one.

Seguir leyendo

Atheism and the Morality of the Godless

In the previous post, we considered the cosmological argument (that the Big Bang theory is an affirmation of a God) and a teleological argument (that the highly improbable fine-tuning of the universe proves the existence of intelligent creation). We saw that the cosmological argument is nothing more than an admission of our ignorance, although it may be presented in any number of fancy forms (such as the cause of the universe is an uncaused cause, which is God, por ejemplo). The teleological argument comes from a potentially wilful distortion of the anthropic principle. The next one that Dr. Craig puts forward is the origin of morality, which has no grounding if you assume that atheism is true.

Seguir leyendo

Atheism – Christian God, or Lack Thereof

Prof. William Lane Craig is way more than a deist; he is certainly a theist. De hecho, he is more than that; he believes that God is as described in the scriptures of his flavor of Christianity. I am not an expert in that field, so I don’t know exactly what that flavor is. But the arguments he gave do not go much farther than the deism. He gave five arguments to prove that God exists, and he invited Hitchens to refute them. Hitchens did not; Al menos, not in an enumerated and sequential fashion I plan to do here.

Seguir leyendo

Riesgo – Wiley FINCAD Webinar

Este post es una versión editada de mis respuestas en un Webinar panel de discusión organizado por Wiley-Finanzas y FINCAD. La libre disposición Webcast está vinculado en el post, y contiene las respuestas de los demás participantes — Paul Wilmott y Espen Huag. Una versión ampliada de este post más tarde puede aparecer como un artículo en la Revista Wilmott.

Qué es el riesgo?

Cuando usamos la palabra de Riesgos en una conversación normal, tiene una connotación negativa — riesgo de ser golpeado por un coche, por ejemplo; pero no el riesgo de ganar la lotería. En las finanzas, riesgo es tanto positiva como negativa. A veces, desea que la exposición a un determinado tipo de riesgo para contrarrestar alguna otra exposición; a veces, que busca los rendimientos asociados a un cierto riesgo. Riesgo, en este contexto, es casi idéntico al concepto matemático de probabilidad.

Pero incluso en las finanzas, usted tiene un tipo de riesgo de que siempre es negativo — es Riesgo Operacional. Mi interés profesional en este momento está en reducir al mínimo el riesgo operacional asociado a las plataformas de negociación y computacionales.

¿Cómo se mide Riesgo?

La medición del riesgo en última instancia, se reduce a la estimación de la probabilidad de una pérdida en función de algo — Típicamente, la intensidad de la pérdida y el tiempo. Así que es como preguntar — ¿Cuál es la probabilidad de perder un millón de dólares o dos millones de dólares de mañana o el día después?

La cuestión de si podemos medir el riesgo es otra manera de preguntar si podemos averiguar esta función de probabilidad. En ciertos casos, Creemos que podemos — en Riesgo de Mercado, por ejemplo, tenemos muy buenos modelos para esta función. Riesgo de Crédito es una historia diferente — aunque pensamos que podríamos medirlo, hemos aprendido de la manera difícil que probablemente no podía.

La eficacia de la cuestión de la medida es, es, En mi opinión, como preguntándonos, “¿Qué hacemos con un número de probabilidad?” Si hago un cálculo de lujo y te dicen que tienes 27.3% probabilidad de perder un millón de mañana, ¿qué hacer con esa información? Probabilidad tiene un significado razonable sólo un sentido estadístico, en eventos de alta frecuencia o grandes conjuntos. Eventos de riesgo, casi por definición, son eventos de baja frecuencia y un número de probabilidad pueden sólo han limitado su uso práctico. Sino como una herramienta de fijación de precios, probabilidad exacta es grande, Especialmente cuando los instrumentos de precios con la liquidez del mercado de profundidad.

Innovación en la Gestión de Riesgos.

Innovación en Riesgo viene en dos sabores — uno está en el lado de la toma de riesgos, que está en la fijación de precios, riesgo almacenaje y así sucesivamente. En este frente, lo hacemos bien, o al menos creemos que lo estamos haciendo bien, y la innovación en la fijación de precios y el modelado está activo. La otra cara de la misma es, por supuesto, la gestión de riesgos. Aquí, Creo que la innovación se queda en realidad detrás de los eventos catastróficos. Una vez que tenemos una crisis financiera, por ejemplo, hacemos un post-mortem, averiguar lo que salió mal y tratar de aplicar las protecciones de seguridad. Pero el siguiente fallo, por supuesto, va a venir de algún otro, totalmente, ángulo inesperado.

¿Cuál es el papel de la Gestión de Riesgos en un banco?

La toma de riesgos y la gestión de riesgos son dos aspectos de los negocios del día a día de un banco. Estos dos aspectos se parecen en conflicto entre sí, pero el conflicto no es un accidente. Es a través de puesta a punto de este conflicto que un banco implementa su apetito por el riesgo. Es como un equilibrio dinámico que puede ser ajustado según se desee.

¿Cuál es el papel de los proveedores?

En mi experiencia, vendedores parecen influir en los procesos más que en las metodologías de gestión de riesgos, y de hecho de la modelización. Un sistema de expendido, Sin embargo personalizable que puede haber, viene con sus propias suposiciones sobre el flujo de trabajo, la gestión del ciclo de vida, etc.. Los procesos construidos alrededor del sistema tendrán que adaptarse a estos supuestos. Esto no es una mala cosa. Por lo menos, sistemas de máquinas expendedoras populares sirven para normalizar las prácticas de gestión de riesgos.

The Big Bang Theory – Part II

After reading a paper by Ashtekar on quantum gravity and thinking about it, I realized what my trouble with the Big Bang theory was. It is more on the fundamental assumptions than the details. I thought I would summarize my thoughts here, more for my own benefit than anybody else’s.

Classical theories (including SR and QM) treat space as continuous nothingness; hence the term space-time continuum. En este punto de vista, objects exist in continuous space and interact with each other in continuous time.

Although this notion of space time continuum is intuitively appealing, it is, at best, incomplete. Consider, por ejemplo, a spinning body in empty space. It is expected to experience centrifugal force. Now imagine that the body is stationary and the whole space is rotating around it. Will it experience any centrifugal force?

It is hard to see why there would be any centrifugal force if space is empty nothingness.

GR introduced a paradigm shift by encoding gravity into space-time thereby making it dynamic in nature, rather than empty nothingness. Así, mass gets enmeshed in space (y la hora), space becomes synonymous with the universe, and the spinning body question becomes easy to answer. Sí, it will experience centrifugal force if it is the universe that is rotating around it because it is equivalent to the body spinning. Y, no, it won’t, if it is in just empty space. Pero “empty space” doesn’t exist. In the absence of mass, there is no space-time geometry.

Así, naturalmente, before the Big Bang (if there was one), there couldn’t be any space, nor indeed could there be any “before.” Note, sin embargo, that the Ashtekar paper doesn’t clearly state why there had to be a big bang. The closest it gets is that the necessity of BB arises from the encoding of gravity in space-time in GR. Despite this encoding of gravity and thereby rendering space-time dynamic, GR still treats space-time as a smooth continuum — a flaw, according to Ashtekar, that QG will rectify.

Ahora, if we accept that the universe started out with a big bang (and from a small region), we have to account for quantum effects. Space-time has to be quantized and the only right way to do it would be through quantum gravity. Through QG, we expect to avoid the Big Bang singularity of GR, the same way QM solved the unbounded ground state energy problem in the hydrogen atom.

What I described above is what I understand to be the physical arguments behind modern cosmology. The rest is a mathematical edifice built on top of this physical (or indeed philosophical) foundation. If you have no strong views on the philosophical foundation (or if your views are consistent with it), you can accept BB with no difficulty. Desafortunadamente, I do have differing views.

My views revolve around the following questions.

These posts may sound like useless philosophical musings, but I do have some concrete (and in my opinion, important) results, listed below.

There is much more work to be done on this front. But for the next couple of years, with my new book contract and pressures from my quant career, I will not have enough time to study GR and cosmology with the seriousness they deserve. I hope to get back to them once the current phase of spreading myself too thin passes.

¿Qué es el Espacio?

Esto suena como una pregunta extraña. Todos sabemos lo que es el espacio, que está a nuestro alrededor. Cuando abrimos los ojos, lo vemos. Si ver es creer, entonces la pregunta “¿Cuál es el espacio?” de hecho es un extraño.

Para ser justos, en realidad no vemos espacio. Vemos sólo los objetos que suponemos están en el espacio. En lugar, definimos el espacio como lo que sea que tenga o contiene los objetos. Es el ámbito donde los objetos hagan lo suyo, el telón de fondo de nuestra experiencia. En otras palabras, experiencia presupone espacio y el tiempo, y proporciona la base para la visión del mundo detrás de las interpretaciones actualmente populares de las teorías científicas.

Aunque no es evidente, esta definición (o asunción o entendimiento) del espacio viene con un bagaje filosófico — que de realismo. La opinión del realista es predominante en la comprensión actual de las teorías de Einstien así. Pero el propio Einstein pudo no haber abrazado el realismo ciegamente. ¿Por qué si no iba a decir:

Con el fin de romper con la empuñadura de realismo, tenemos que abordar la cuestión de forma tangencial. Una forma de hacerlo es mediante el estudio de la neurociencia y la base cognitiva de la vista, que después de todo proporciona la evidencia más fuerte de lo real del espacio. Espacio, en gran, es la experiencia asociada a la vista. Otra forma es examinar correlatos experienciales de otros sentidos: ¿Cuál es el sonido?

Cuando escuchamos algo, lo que escuchamos es, naturalmente, sonar. Experimentamos un tono, una intensidad y una variación en el tiempo que nos dicen mucho acerca de quién está hablando, lo que está rompiendo y así sucesivamente. Pero incluso después de despojarse de toda la riqueza extra añadido a la experiencia de nuestro cerebro, la experiencia más básico sigue siendo una “sonar.” Todos sabemos lo que es, pero no podemos explicarlo en términos más básicos que.

Ahora echemos un vistazo a la señal sensorial responsable de la audición. Como la conocemos, estos son ondas de presión en el aire que se crean por un cuerpo vibrante hacer compresiones y depresiones en el aire a su alrededor. Al igual que las ondas en un estanque, estas ondas de presión se propagan en casi todas las direcciones. Ellos son recogidos por nuestros oídos. Por un mecanismo inteligente, los oídos realizar un análisis espectral y envían señales eléctricas, los cuales aproximadamente corresponden al espectro de frecuencia de las ondas, a nuestro cerebro. Tenga en cuenta que, hasta el momento, tenemos un cuerpo vibrante, agrupamiento y la difusión de moléculas de aire, y una señal eléctrica que contiene información sobre el patrón de las moléculas de aire. No tenemos todavía el sonido.

La experiencia de sonido es la magia de nuestro cerebro realiza. Se traduce la señal eléctrica que codifica los patrones de ondas de presión de aire a una representación de la tonalidad y la riqueza de sonido. El sonido no es la propiedad intrínseca de un cuerpo vibrante o caída de un árbol, es la forma en que nuestro cerebro elige para representar a las vibraciones o, más precisamente, la señal eléctrica que codifica el espectro de las ondas de presión.

¿No tiene sentido llamar a sonar una representación cognitiva interna de nuestras entradas sensoriales auditivas? Si estas de acuerdo, a continuación, la realidad misma es nuestra representación interna de nuestras entradas sensoriales. Esta noción es en realidad mucho más profunda que aparece por primera vez. Si el sonido es una representación, por lo que es olor. Así es espacio.

Figure
Figura: Ilustración del proceso de representación del cerebro de los estímulos sensoriales. Los olores son una representación de las composiciones químicas y niveles de concentración nuestros sentidos nariz. Los sonidos son un mapeo de las ondas de presión de aire producidas por un objeto vibrante. En la vista, nuestra representación espacio, y posiblemente el tiempo. Sin embargo, no sabemos lo que es la representación de.

Podemos examinar y comprender plenamente el sonido debido a un hecho notable — tenemos un sentido más potente, es decir, nuestra vista. La vista nos permite comprender las señales sensoriales de la audición y compararlos con nuestra experiencia sensorial. En efecto, la vista nos permite hacer un modelo que describe qué es el sonido.

¿Por qué es que no sabemos la causa física detrás de espacio? Después de todo, sabemos de las causas detrás de las experiencias de olor, sonar, etc. La razón de nuestra incapacidad de ver más allá de la realidad visual está en la jerarquía de los sentidos, se ilustra mejor con un ejemplo. Vamos a considerar una pequeña explosión, como un petardo de apagarse. Cuando experimentamos esta explosión, veremos el flash, escuchar el informe, oler los productos químicos que queman y sentir el calor, si somos lo suficientemente cerca.

Los qualia de estas experiencias se atribuyen a la misma evento físico — La explosión, la física de la que se conoce bien. Ahora, vamos a ver si podemos engañar a los sentidos a tener las mismas experiencias, en ausencia de una verdadera explosión. El calor y el olor son bastante fáciles de reproducir. La experiencia del sonido también se puede crear utilizando, por ejemplo, un sistema de cine en casa de alta gama. ¿Cómo nos recreamos la experiencia de la visión de la explosión? Una experiencia de cine en casa es una mala reproducción de lo real.

En principio, al menos,, podemos pensar en escenarios futuristas como el Holideck en Star Trek, donde la experiencia de la visión puede ser recreado. Pero en el punto donde también se recrea la vista, ¿hay una diferencia entre la experiencia real de la explosión y la simulación Holideck? La confusión del sentido de la realidad, cuando la experiencia de la vista se simula indica que la vista es nuestro sentido más poderoso, y no tenemos acceso a causas más allá de nuestra realidad visual.

La percepción visual es la base de nuestro sentido de la realidad. Todos los otros sentidos proporcionan corroborar o complementar las percepciones de la realidad visual.

[Este post ha prestado un poco de mi libro.]