Archivo de la categoría: Francés

Cuando yo estudiaba francés en Marsella, I had to write what they call “redactions.” Decidí traducir algunos chistes que yo sabía. Estas pequeñas redacciones fueron un gran éxito en el aula. Espero que disfruten de ellos también.

El perro

[Otro de mi francés “redacciones,” esta pieza es una traducción de una broma, que tal vez no se tradujo muy bien. Me dijeron que la versión francesa era de mal gusto. Ahora, leer de nuevo, Siento que la versión Inglés no le va mucho mejor. Sea usted el juez!]

[En Inglés primero]

Una vez, un estadounidense estaba en Inglaterra. En un autobús público, vio a una señora Inglés sentado con su pequeño perro, ocupando dos asientos. El autobús estaba lleno y muchos pasajeros estaban de pie. El inteligente estadounidense, inspirado, pidió a la señora muy bien: “Señora, si ponemos su caniche en su regazo, uno de nosotros de pie podía sentarse. Muy apreciado.”

Para su sorpresa, la dama no le prestó ninguna atención a él. Un poco molesto, repitió su petición. La señora le hizo caso con una mirada desdeñosa. Los estadounidenses son hombres de acción, y no pierdas palabras (donde las armas y las bombas bastarían, tal como la conocemos). Avergonzado, y de ser bastante Americana, cogió al perro y lo arrojó por la ventana y se sentó en su lugar.

Un caballero Inglés otro lado del pasillo estaba observando todo el intercambio. Él Tut-chasqueó la lengua con desaprobación y dijo, “Ustedes los estadounidenses! Hagas lo que hagas, lo haces mal. Usted conduce en el lado equivocado de la calle. Usted sostiene su tenedor en la mano equivocada. Los malos hábitos, ropa equivocada, maneras equivocadas! Ahora ve lo que ha hecho!”

El estadounidense estaba a la defensiva. “Yo no hice nada malo. Fue su culpa, y lo sabes.”

La gent Inglés explicó, “Sí, mi querido amigo, pero usted lanzó la perra mal por la ventana!”

Una vez, un estadounidense fue a Inglaterra. En un bus de transporte público, vio a una señora y su pequeño perro que se sienta, ocupando dos asientos. Había gente en el autobús y las personas estaban de pie. The American, ser inteligente, tenía una buena idea. Le pidió al Inglés cortésmente,
“Sra., si usted pone su perro en su regazo, una persona de pie podía sentarse.

Para su asombro, el Inglés no hizo caso de su aplicación. Gene, repitió su petición. La dama lo miró con desdén y se mantuvo siempre desagradable. Los estadounidenses no gastaremos palabras, son hombres de acción. Siendo bastante vergüenza y EE.UU., él tomó el perro, lo arrojaron fuera del autobús y se sentó.

Hubo un lado Inglés que se percató de lo que estaba pasando. El dit,
“Los estadounidenses! Hagas lo que hagas, lo haces mal! En la calle, conducir por el lado equivocado. En la cena, se toma el tenedor con la mano mauvause. Los malos hábitos, malas costumbres, mal moral! Y ahora, mira lo que has hecho.”

El estadounidense estaba a la defensiva,
“Y lo que hice? Fue su culpa, y usted sabe!”

El inglés contestó,
“Sí, Lo Haré, sí. Pero usted lanzó la mala bus perra!”

La familia pobre

[Versión Inglés abajo]

Conocí a una niña rica. Un día, su maestro le pidió que hiciera un ensayo sobre una familia pobre. La chica se sorprendió:

“Una familia pobre?! Qué es eso?”

Le pidió a su madre:

“Mamá, Mamá, lo que es una familia pobre? Yo no hago mi escritura.”

La madre respondió::

“Es muy sencillo, querido. Una familia es pobre cuando todos en la familia es pobre”

El pequeño pensamiento chica:

“De! No es difícil”

y ella hizo su escritura. Al día siguiente, el maestro le dijo:

“Bueno, leerme su ensayo.”

Aquí está la respuesta:

“Una familia pobre. Había una vez una familia pobre. El padre era pobre, la madre era pobre, los niños eran pobres, el jardinero era pobre, el conductor era pobre, bueno eran pobres. Este, la familia era muy pobre!”

En Inglés

Una vez conocí a una niña rica. Un día, su maestra en la escuela le pidió que escribiera un artículo sobre una familia pobre. La chica se sorprendió. “Lo que en el mundo es una familia pobre?”

Así que le preguntó a su madre, “Momia, momia, tienes que ayudarme con mi composición. ¿Qué es una familia pobre?”

Su madre dijo, “Eso es muy simple, novio. Una familia es pobre cuando todos en la familia es pobre.”

El rico pensamiento chica, “Aha, que no es demasiado difícil,” y ella escribió una pieza.

Al día siguiente, su maestra le preguntó, “Bueno, vamos a escuchar su composición.”

Esto es lo que dijo la chica, “Una familia pobre. Había una vez, había una familia pobre. El padre era pobre, la madre era pobre, los niños eran pobres, el jardinero era pobre, el conductor era pobre, la limpieza eran pobres. Así que la familia era muy pobre!”

Les fermiers

[Versión Inglés in pink below]

Les fermiers aux États Unis ont de la chanceils ont de grandes fermes. Ce n’est pas le cas en Mexique. Pero, le Mexicain de qui je vais vous parler, était assez content de sa ferme. Una vez, un fermier texan est venu chez notre Mexicain. Ils ont commencé à discuter de leur ferme. Le Mexicain a dit :

Vous voyez, Señor, ma ferme, elle est assez grande. Au-delà de la maison jusqu’à la rue, et jusqu’à cette maison-là.

Le Texan l’a trouvé drôle.

Tu penses qu’elle est grande?”

Notre Mexicain le pensait. A-t-il dit :

Si Señor, et la vôtre, est-elle si grande?”

Le Texan lui a expliqué :

Cher ami, viens chez moi un de ces jours. Prends ma bagnole après le petit déjeuner et conduis-la toute la journéedans n’importe quelle direction. Tu n’arriveras pas à sortir de ma ferme. Tu piges?”

Le Mexicain a pigé.

Si Señor, je comprends. J’avais une voiture comme ça, il y a deux ans. Heureusement, un stupido l’a achetée!”

In English now:

American farmers are lucky. They have huge ranches, unlike their Mexican counterparts. But this Mexican farmer of our little story is quite pleased with his farm.

Una vez, a Texan rancher visited our Mexican and they started talking about their farms.

The Mexican said, “Lo ves, Señor, I got a rather big farm. From that house over there all the way to the street and up to that house.

The Texan found this funny. “So you think your farm is big, aye?”

Claramente, our Mexian thought so. So he siad, “Si , how about you, you got such a big farm?”

The Texan decided to get pedantic. “My dear friend,” dijo, “you come to my ranch one day. Have a nice little breakfast in the morning, take my car, and drive. Whichever way you like. Till evening. You will still be within my farm. You get it now?”

The Mexican got it.

Si Señor, I understand. I had a car like that once. Luckily I managed to sell it to one stupido!”

Les chapatis

[English Version abajo]

En Inde, on mange ce qui s’appelle deschapatis”. C’est un peu comme les baguettes en France.

Une fois en Inde, deux amis se sont rencontrés. L’un a dit à l’autre :

Dis-moi, combien de chapatis tu peux manger quand ton estomac est vide?”

L’autre (qui s’appalait Ramu) a réfléchi un peu. Et puis, il a répondu : “Boff, je dirais six.

Tu parles! Non, tu ne peux pas en manger six!”

Si, je peux. On parie? Cent roupies?”

Marché conclu. Le soir, ils sont allés au restaurant. Ils ont commandé des chapatis. Notre ami Ramu, avec un peu de difficulté, a réussi à en manger six. Et il a dit : “Este, donne-moi mes cent roupies.

L’autre lui a répondu : “Mais non! Tu n’as pas mangé les six chapatis quand ton estomac était vide. Après le premier, il n’était plus vide!”

Ramu était un peu bête, mais il avait un bon sens de l’humour et cette blague lui a bien plu. Il est rentré chez lui et il a appelé tout le monde : “Venez écouter ce qui m’est arrivé aujourd’hui. Je vais vous raconter une super blague.

Il a demandé a son frère : “Dis-moi, combien de chapatis est-ce que tu peux manger quand ton estomac est vide.

Son frère a dit : “Boff, dix.

Ramu était très deçu.

“De! raté! Si tu m’avais dit six, j’avais une super blague pour vous!”

En Inglés:

Indians eat a bread known as Chapatis, much like the ubiquitous baguettes in France.

Una vez, two Indian friends ran into each other. By way of conversation, one of them asked the other, “Tell me, how many chapatis do you think you can eat on an empty stomach?”

The other friend, Ramu, thought for a moment and said, “Bueno, I would say six.

The first guy was incredulous. “No way man!” dijo, “no way you can eat six.

Of course I can! Want to put some money on it? One hundred rupees?”

With the deal struck, our friends went to a restaurant in the evening. Ramu started putting away chapatis. With a bit a trouble, he managed to eat six. He then said triumphantly, “Pay up sucker, gimme my hundred rupees

The other guy replied, “Hold your horses, cowboy! You didn’t eat all six of them on an empty stomach. After the first one, your stomach wasn’t empty!”

Ramu had a good sense of humor and enjoyed the joke although it was on him. He hurried back home and called everybody. “Listen guys, something really funny happened today. I’m going to tell you the best joke you ever heard!”

He then asked his brother, “Tell me, how many chapatis can you eat on an empty stomach?”

The brother said, “Bueno, ten.

Ramu was crestfallen. Dijo, “Dammit, if you had just told me six, I had such a great joke for you!”